viernes, 8 de abril de 2022

Se identifica un nuevo método de ataque contra vehículos eléctricos cargándose.




      Unos investigadores de la Universidad de Oxford y de una agencia Suiza han descubierto un nuevo método de ataque que se puede usar de manera remota para interrumpir la recarga de los vehículos eléctricos. Lo han bautizado como "Brokenwire".

La explotación de esta vulnerabilidad consiste en emitir señales maliciosas de manera inalámbrica al vehículo objetivo con el fin de causar interferencias electromagnéticas e interrumpir el proceso de carga.

Las investigaciones determinan que, por ahora, esto afectaría a la tipología de carga CCS (Sistema de Carga Combinada), una tecnología de carga rápida ampliamente usada. No obstante, esto no parece que afecte a los cargadores domésticos, que suelen operar con Corriente Alterna.

Los investigadores han demostrado que este ataque funciona entre diferentes pisos de un edificio, a través de vallas y desde vehículos en movimiento.

Los investigadores ya han avisado a los fabricantes de vehículos. Hay que ser conscientes de que estas vulnerabilidades contra coches eléctricos irán a más debido al aumento de este tipo de vehículos en circulación y que estas tecnologías aún están madurando.

Imagen: Pixabay

No hay comentarios:

Publicar un comentario