jueves, 10 de junio de 2021

No te conectes al Wi-Fi del Hotel

    Lo típico. Merecidas vacaciones, maletas justo por debajo de los límites marcados por la compañía aérea, llegas al hotel y te dan el papelito mágico: ahí está la clave del Wi-Fi para que nada más llegar te conectes a Internet para compartir tus experiencias… Justo cuando entras a leer este artículo y te percatas del último informe de la FBI: Es un peligro conectarse al Wi-Fi de los hoteles sin estar protegido. 
    
Es muy común conectarse a redes inalámbricas disponibles en restaurantes, aeropuertos, centros comerciales, hoteles… Es una manera de ahorrar datos móviles o disfrutar de mejores velocidades. Sin embargo, esto puede ser un problema para nuestra seguridad.

La situación actual ha hecho que el teletrabajo se haya trasladado a múltiples lugares, incluyendo los hoteles. En términos de seguridad, para el FBI esto supone un problema. Los estadounidenses nos alertan del riesgo de conectarnos (no sólo para trabajar) a las redes Wi-Fi de un hotel. La agencia norteamericana ha notado un importante aumento de este tipo de redes entre los trabajadores en remoto y que esto les somete a ciertos riesgos de seguridad. 

¿Qué puede ocurrir? El FBI indica que los datos personales están en peligro, así como los propios recursos laborales que se estén utilizando. Esas redes son inseguras y no podemos saber quién puede estar detrás, si podrían acceder a nuestros equipos y comprometer así la privacidad. 
 
Uno de los motivos para que estas redes sean inseguras es que las contraseñas no se cambian con frecuencia. Esto quiere decir que no solo pueden acceder los huéspedes en ese momento, sino cualquier otro que pudiera encontrarse cerca y conociera esa clave. Podría haber intrusos con malas intenciones dentro de la red. Estos intrusos serían capaces de monitorear el tráfico, crear una red Wi-Fi gemela para comprometer usuarios, realizar ataques Man-in-the-Middle (alguien escuchando todo lo que hacemos), secuestrar datos o robar credenciales. 

Afortunadamente, no todo son malas noticias. Existen posibilidades de conectarnos a este tipo de redes de forma segura. Algo fundamental sería utilizar una herramienta VPN. Así, nuestra conexión va cifrada y los datos no se filtran ni quedan expuestos a cualquiera. Obviamente, también debemos contar con un buen antivirus, así evitamos la entrada de malware. 
 
Finalmente, toca aplicar el sentido común y evitar riesgos innecesarios. Esto significa no iniciar sesión en servicios sensibles o no exponer más datos de los necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario