lunes, 31 de mayo de 2021

EEUU impone duras medidas de seguridad tras el ataque a Colonial Pipeline

Medidas de seguridad más fuertes en EEUU

      Estados Unidos impuso este pasado jueves mayores requisitos de ciberseguridad a los oleoductos, tras un ataque ransomware que ha paralizado una de las tuberías más importantes del país.

Nuevas normas del Departamento de Seguridad Interior ahora exigirán a los operadores de oleoductos nombrar a un coordinador de ciberseguridad. Esta persona deberá estar disponible en todo momento y reportar incidentes a la agencia de Ciberseguridad y Seguridad de Infraestructuras.

Además, los operadores de los oleoductos deberán revisar procedimientos e identificar brechas y formas de repararlas, reportando los resultados a las autoridades en un plazo de 30 días.

El secretario de Seguridad Interior, Alejandro Mayorkas, informó que “el paisaje de la ciberseguridad evoluciona constantemente y debe adaptarse para enfrentar nuevas y emergentes amenazas”.

Recordemos ahora las consecuencias del ciberataque de las pasadas semanas, que generó escasez de gasolina, motivando una subida de precios, compras por nerviosismo y suspendiendo temporalmente las normas anitcontaminación en tres estados y la capital federal para asegurar el suministro. Cientos de estaciones de servicio del sureste del país quedaron sin combustible mientras los clientes se agolpaban para rellenar los tanques. Un caos que duró una semana.

El ataque obligó a la compañía Colonial Pipeline a cerrar toda su red, una compañía que transporta el 45% de los combustibles que se consumen en la costa este del país.

En esta ocasión, Colonial Pipeline pagó el rescate a los atacantes, con una cuantía de 4,4 Millones de Dólares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario