jueves, 2 de enero de 2020

Informático en prisión por provocar errores en su aplicación


     Un informático que trabajaba para la empresa Siemens programaba errores en el código de la aplicación sobre la que trabajaba para que le contrataran para arreglarlos.

David Tinley, un informático de 62 años, programó errores de código en las hojas de cálculo de la aplicación en la que trabajaba para que, al cabo de un tiempo, ésta diera fallos. La compañía para la que trabajaba, Siemens, desconocía el origen de estos errores y le llamaba para solucionarlos.

Siemens contrató a Tinley para crear hojas de cálculo automatizadas para gestionar peticiones de clientes. En el proceso de creación de estas hojas de cálculo, el informático escondió unas "bombas lógicas", es decir, código malicioso que se ejecutaba tras pasar un determinado tiempo. Estas "bombas" causaban que el programa mostrase errores y se cambiasen el tamaño de las pestañas.

Cuando estos errores se producían en alguno de los equipos con estas hojas de cálculo, la empresa acudía a Tinley para solventarlos. Pero lo que realmente hacía él era modificar un contador de fecha en el código para que, más adelante, la aplicación volviese a fallar y le volvieran a contratar.

David trabajó para Siemens desde el 2000, pero empezó a programar los errores a partir de 2014. Los errores fueron descubiertos en 2016.

Cuando fue llevado a juicio, Tinley alegó que no ganó dinero por ellos, que incluía esos errores para proteger el código propietario que había creado para la compañía. Siemens contraargumentó esas afirmaciones enseñando que pagó 42.000 dólares en pagar a otros empleados por descubrir el error.

El tribunal federal condenó a Tinley a pasar medio año en prisión y pagar una indemnización de 7.500 dólares por causar daños a la corporación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario