lunes, 22 de julio de 2019

Cuando la realidad virtual traspasa la barrera del mundo real


     Unos investigadores de seguridad encuentran una vulnerabilidad crítica en tres aplicaciones de realidad virtual que les permite controlar los ordenadores de las víctimas.

Aprovechando el fallo, los ciberdelincuentes pueden piratear los ordenadores de la gente sólo accediendo a una sala infectada en las aplicaciones de realidad virtual SteamVR, VRChat y High Fidelity.

Esta vulnerabilidad es realmente peligrosa ya que, al inyectar el exploit en una sala de chat, lo único que debería hacer el atacante sería atraer a las víctimas a la sala infectada. Tras esta simple acción, el hacker tendría control absoluto del equipo que la víctima ha utilizado para entrar en la sala.

A continuación, os dejamos con un vídeo de demostración:

Cabe destacar que los investigadores informaron a los desarrolladores de estas aplicaciones y, estos, solucionaron el problema de forma rápida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario