lunes, 17 de junio de 2019

El robot de cocina de Lidl ha sido hackeado. Además, oculta un altavoz y un micrófono en su interior


     La cadena de supermercados alemana Lidl lanzó al mercado un robot de cocina que se popularizó rápidamente debido a su bajo precio (inferior a 400€), frente a las costosas alternativas Thermomix (con precios superiores a 1000€).

Este dispositivo, llamado Monsieur Cuisine Connect, dispone de una pantalla táctil y puede ser conectado a Internet para poder descargar recetas de forma gratuita. Como todo dispositivo que se conecta a la red, es vulnerable de ser atacado por piratas informáticos.

Dos aficionados a la tecnología franceses desmontaron el robot y descubrieron que el dispositivo cuenta en su interior con un micrófono y un altavoz oculto. Además, está equipado con la versión de Android 6.0, la cual no se actualiza desde 2017.

La cadena de supermercados Lidl se defiende del descubrimiento del altavoz y el micrófono con el argumento de que “estaba previsto que el aparato se pudiera controlar con la voz y, eventualmente, vía Alexa. Dejamos ahí el micro, pero está totalmente inactivo y es imposible que se active remotamente”.

Lo realmente preocupante de la cuestión es que Lidl en ningún momento advirtió a los consumidores de que el robot de cocina contaba con un micrófono incorporado, algo que ha provocado el recelo entre los consumidores más preocupados por su privacidad.

El asunto no sólo queda ahí. Los descubridores del hecho también consiguieron hackear el dispositivo, pudiendo instalar diversas aplicaciones en el robot de cocina, desde el famoso videojuego Doom hasta Youtube.

Para acabar, os dejamos con un vídeo donde se observa en funcionamiento la aplicación de voz Discord, consiguiendo mantener una conversación mediante el robot de cocina:


No hay comentarios:

Publicar un comentario