viernes, 8 de marzo de 2019

Cosas que haces mal con tus datos en Internet

Datos

     La privacidad es la gran quimera de la era digital en la que vivimos. Nuestros datos son valiosos y hay personas que están dispuestas a todo para conseguirlos. Pero, nosotros como usuarios, ¿tenemos todo el cuidado con ellos?

A continuación, os exponemos algunas de las cosas que, como usuarios, hacemos mal con nuestros datos en Internet:
  • Aceptar acuerdos de privacidad sin leerlos: Cuando instalamos o utilizamos una aplicación, normalmente estamos sujetos a unos acuerdos de privacidad. Sí, ese texto enorme que nunca nos leemos y que nos dicen qué van a hacer con la información que les proporcionamos. Puede ser un poco engorro, pero siempre es recomendable leérselo para conocer exactamente qué harán con nuestros datos.

  • Los registros e inicios de sesión mediante redes sociales: Cuando nos queremos dar de alta en algunas páginas web o aplicaciones, nos ofrecen la posibilidad de hacerlo a través de Facebook o Twitter. De ese modo, nos ahorramos el trabajo y el tiempo de introducir los datos en el formulario de registro y simplificarlo todo. Hay que tener en cuenta que, cuando nos damos de alta usando este método, el sitio web donde nos registramos podría acceder a todo tipo de información de nuestra red social, desde nuestros amigos, fotos o, incluso, nuestras publicaciones.

  • Pensar que en Internet somos invulnerables: A pesar del paso de los años, sigue existiendo la falsa creencia de que en Internet somos invulnerables, que nada nos puede pasar a través de una pantalla de ordenador. Nos equivocamos. La era digital ha permitido trasladar parte de nuestra vida a la red. Ya no usamos álbumes familiares, si no que compartimos nuestras fotos en Instagram o Facebook. Incluso, el acto de buscar un empleo ha dejado de lado el CV en el tradicional papel para hacerlo en formato PDF o a través de Linkedin. Nuestros datos son parte de nuestra vida. No vale relajarse, hay que extremar las precauciones para que no caigan en malas manos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario