miércoles, 21 de noviembre de 2018

Los hábitos de ciberseguridad de los empleados empeoran.


Según una encuesta de SailPoint en 2018, reveló que el incremento de los incidentes de ciberseguridad y las crecientes preocupaciones sobre la ciberseguridad de cualquier organización no han hecho mucho para alentar a muchos empleados a erradicar sus malos hábitos de seguridad.

En algunos aspectos, la higiene cibernética de los empleados está empeorando, según la encuesta de pulso de mercado 2018 del proveedor de gobierno de identidad SailPoint, que reunió las opiniones de 1.600 empleados en organizaciones con al menos 1.000 empleados en Australia, Francia, Alemania, Italia y España, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Tres de cada cuatro encuestados admitieron haber reutilizado contraseñas en todas las cuentas. En la edición 2014 de la encuesta, lo mismo ocurrió con “solo” el 56% de los empleados.

La generación que ha crecido con el bum tecnológico, y que cabría esperar que conozca mejor los entresijos de la seguridad informática, actúan aún peor en este apartado. No menos del 87% de las personas de 18 a 25 años duplica sus contraseñas, incluida casi la mitad que lo hace a tanto a nivel personal como en sus cuentas de trabajo.

Además, el 31% de los encuestados admitió haber implementado software sin la autorización del departamento de TI (Tecnologías de la Información) de sus respectivas organizaciones en una práctica denominada "TI en la sombra", un aumento del 20%. Dicha disposición para eludir las consideraciones de seguridad en todos los grupos de edades, se atribuyó en gran medida a los esfuerzos de los trabajadores para aumentar su eficiencia en el trabajo.

Una sensación de desconexión entre los empleados y los equipos de TI también se observa en que más de la mitad (55%) de los encuestados dijo que el departamento de TI de su organización puede ser una fuente de inconvenientes ya que ponen excesivas trabas, generalmente por estar desbordados por su labor diaria.

De hecho, el 13% de los empleados admitió que no alertaría inmediatamente a su equipo de TI si pensaran que había sido pirateado. De hecho, casi la misma proporción (49%) de los empleados dijo que culparían al departamento de TI por un ataque cibernético si ocurriera como resultado de la piratería de un empleado.

Escatimar intencionadamente la seguridad aumenta la gama de riesgos a los que no solo se enfrentan las grandes organizaciones en la actualidad, este error se está produciendo por el esfuerzo de las empresas para mantenerse al día con los requisitos que exige la era digital de hoy y los desafíos producto de la transformación digital en curso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario