viernes, 30 de noviembre de 2018

La Comisión de Propiedad Intelectual podrá cerrar páginas web sin autorización judicial


Tres de los cuatro principales grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados, PP, PSOE y Ciudadanos, han acordado que no será necesaria la intervención del juez en el proceso de cierre de una página web. Concretamente, no será necesaria una autorización judicial para cerrar sitios que incumplan reiteradamente la Ley de Propiedad Intelectual.

Sin embargo, los juristas creen que el término "reiteración" es un elemento que quizás sea demasiado ambiguo en esta ley, lo que propiciaría que el mismo fuera usado según convenga.

La Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual ordenará el cierre de las páginas web sancionadas a las empresas de servicios de publicidad, pago y alojamiento, estas podrían ser sancionadas si no colaboran con las medidas que haya decido tomar este órgano.

El texto pone fin a la presunción de inocencia y elimina las garantías procesales ya que convierte en un trámite administrativo un proceso que hasta ahora era considerado judicial. David Bravo y el Bufet Almeida, juristas de renombre, definen que esta es una ley de censura y advierte de que se trata de una ley "redactada por gente que pisa mucha alfombra pero pocos juzgados", auguran además que se producirán reveses en el Tribunal Constitucional como consecuencia de querer evitar los juzgados.

Aunque el texto deberá superar ahora el trámite del Senado, tal como está constituido, se da  por supuesto que será aprobado sin dificultada cuando el texto llegue a la cámara por trámite de urgencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario