viernes, 19 de octubre de 2018

Ataque al servicio de alcantarillado de Carolina del Norte


El FBI está trabajando con la empresa que se encarga del servicio de aguas de Carolina del Norte tras detectar que se han infiltrado en sus sistemas. Según expuso el encargado de la empresa afectada, fueron infectados por un virus de ransomware.

El ataque se inició a las 3 de la madrugada del 4 de octubre, según indica Jeffrey Hudson, el CEO de la compañía, lo detectó un empleado del departamento de IT y seguidamente desconecto el acceso a internet todos de  los equipos. Pero por desgracia, el virus ya se había esparcido por toda la red local de la central del servicio de aguas y había cifrado los archivos de diferentes dispositivos importantes, entre ellos las bases de datos. También afirma que la información relacionada con sus clientes no se ha visto comprometida por el ataque.

El virus que se ha utilizado es Emotet, un troyano bancario que su principal función es abrir una puerta trasera para que los atacantes puedan lanzar otros ataques con malware, en este caso Ryuk, un malware de tipo ransomware.

No hay comentarios:

Publicar un comentario