miércoles, 29 de agosto de 2018

Los ciberdelincuentes obtienen un millón de euros ... por minuto


Cada minuto se pierde cerca de 1 millón de euros en ciberdelincuencia y se calcula que 1861 personas son víctimas de estafas por internet.
De la investigación realizada por RiskIQ, a pesar de que las empresas gastan 147.000 euros cada minuto en ciberseguridad, se pierde 1 millón de euros por los delitos cibernéticos. Su investigación encontró que cada 60 segundos:

  • 1.5 organizaciones fueron víctimas de ataques de ransomware, con un costo promedio para las empresas de 13.000 euros.
  • Apareció un nuevo sitio ejecutando el script de mini producción de moneda de CoinHive
  • Cuatro componentes web potencialmente vulnerables fueron descubiertos.

También descubrió que cada cinco minutos aparece un nuevo dominio de phishing, y cada 10 minutos se detecta un nuevo sitio que ejecuta el script de minería de monedas cifradas de CoinHive.

En un correo electrónico a Infosecurity , el autor de seguridad Raef Meeuwisse dijo que el cibercrimen continúa siendo una industria rentable, y los delincuentes cibernéticos continuamente desarrollan sus tácticas para mantenerse un paso por delante de las técnicas de ciberseguridad.

Dijo: "El cibercrimen y la seguridad cibernética coexisten en un ciclo constante de innovación. A medida que aumenta una tendencia criminal particular hacia una técnica particular, las funciones de seguridad crean o fortalecen las defensas necesarias".

Sin embargo, es evidente tanto en el nivel de ciberseguridad personal como en el de las empresas el gasto suele ser demasiado bajo. De hecho, la mayoría de estos ciberdelincuentes no persiguen a los objetivos difíciles que están equipados con grandes defensas, apuntan a la fruta que cuelga baja, es decir, pequeñas y medianas empresas y personas físicas, todavía hay demasiada cantidad de las mismas sin ninguna o poca protección.

Curiosamente mantiene conversaciones regulares en las que una persona hablará de alguien que conoce que ha perdido una fortuna a través de una estafa en línea, "pero todavía se resisten a pagar 5 euros al mes por la seguridad del hogar".

A medida que las empresas innovan en línea para lograr puntos de contacto más significativos con sus clientes, socios y empleados, los atacantes se aprovechan de su falta de previsión en sus vulnerabilidades al acceder a Internet, consiguiendo erosionar la confianza de los usuarios y acceder a credenciales y datos confidenciales. Las empresas deben darse cuenta de que son vulnerables más allá del firewall, en todo el Internet abierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario