miércoles, 1 de agosto de 2018

Condena de 22 años de prisión por "sextorsión"


Confirmada una pena de 22 años y siete meses de prisión, por parte del tribunal supremo, por delitos continuados de abusos sexuales por internet, conocidos como ‘sextorsión’ o extorsión sexual, contra la intimidad y amenazas a un hombre que chantajeó por Internet a cinco mujeres para que realizaran prácticas sexuales ante él con una cámara web.

Para conseguirlo el sujeto inyectó un virus mediante un correo electrónico que le permitía acceder a archivos personales comprometedores de las víctimas. De este modo chantajeaba a sus víctimas para conseguir sus fines sexuales, amenazándolas con su divulgación si no accedían a sus pretensiones.

Tras desestimar el recurso de casación planteado por el condenado contra la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia que le impuso la citada pena, deberá cumplir un máximo de 20 años y deberá indemnizar con 12.000 euros a dos de sus víctimas.

La Sala asume que se cometió el delito de abuso sexual de carácter virtual o por internet, que no requiere de modo específico un “contacto sexual” directo por parte del autor del delito, sino de “actos que vayan encaminados a atentar contra la libertad sexual de las víctimas”, donde las acciones desplegadas y declaradas probadas demuestran actos claramente atentatorios de su libertad sexual  y realizados sin su consentimiento, que es lo que integra el tipo penal, mediante “la advertencia de difundir archivos de ellas de alto contenido sexual y causándoles, con ello, un gran perjuicio personal y de imagen”.

Este ‘modus operandi’, precisa la Sala, permite situar al autor del delito en “una posición de superioridad virtual por Internet, de tal manera que ya ha vencido la inicial oposición de la víctima, cuando el autor le pide a ésta que lleve a cabo actos de carácter sexual por internet en una relación privada. Es esta posición no consentida en la víctima, y forzada por el autor del delito, lo que determina que se haya cometido un delito de abusos sexuales”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario