viernes, 27 de julio de 2018

Singapur: robo de datos médicos de 1,5 millones de habitantes


Singapur, un archipiélago del sudeste asiático y que cuenta con 5,8 millones de habitantes, sufrió un ataque informático sin precedentes. Los informes médicos de 1,5 millones de habitantes de Singapur, incluido el del primer ministro Lee Hsien Long, fueron robados.

Mediante un ordenador infectado con malware, robaron una base de datos del Estado y lograron acceder a los registros en los equipos de cuatro hospitales, cinco clínicas especializadas y otros nueve centros de salud, comprometiendo los datos de los pacientes que visitaron las instalaciones sanitarias entre mayo de 2015 y el 4 julio de 2018. El hecho fue calificado por las autoridades como un ataque "deliberado, selectivo y bien planificado".

Los datos robados incluyen nombres, direcciones, datos de género o fechas de nacimiento, además de tratamientos. Los piratas informáticos obtuvieron además las prescripciones médicas de unos 160.000 pacientes, aunque las autoridades locales señalaron que no hay filtración de diagnósticos, resultados de pruebas o anotaciones de los facultativos. Según las autoridades, en ningún caso los cibercriminales lograron obtener los expedientes médicos completos.

El ministro de Sanidad, Gan Kim Yong, afirmó en una rueda de prensa que "los atacantes se centraron de manera específica en las informaciones personales y los informes de tratamiento ambulatorio del primer ministro Lee Hsien Loong".

El director de espionaje estadounidense, Dan Coats, advirtió a mediados de julio sobre un incremento significativo de los ataques informáticos contra Estados Unidos. Coats consideró que los "peores" autores de ciberataques son China, Irán, Corea del Norte y Rusia, a la que consideró "el actor extranjero más agresivo, sin ninguna duda".

En 2017, cibercriminales ya habían accedido a una base de datos del Ministerio de Defensa y robado los datos de 850 empleados. Una comisión dirigida por un antiguo juez impulsará una investigación sobre este ataque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario