viernes, 25 de mayo de 2018

Cada 40 segundos, una empresa se ve afectada por un ransomware.

Ransomware, así se le llama, es un software malicioso que bloquea un dispositivo, ordenador, tableta o teléfono inteligente y exige un rescate para desbloquearlo. Se instala en el dispositivo cuando navega por varios sitios web pirateados, descarga un archivo o hace clic en un enlace incorrecto.
Cuando las cicatrices de Wannacry aún no se han cerrado, llega un nuevo ataque de ransomware para atormentar al mundo cibernético nuevamente: Petya, este ransomware ha golpeado organizaciones en toda Europa, por desgracia este último es mucho más sofisticado y perjudicial, el año 2017 fue barrido por la ola ransomware, y va a más en el 2018, esto no parece terminar.

Los ataques más dolorosos que se sucedieron el ejercicio pasado fueron los siguientes:

Petya: El segundo ciberataque masivo, una variante del ransomware Petya, resurgió utilizando el mismo exploit Eternal Blue y golpeó a las organizaciones de todo el mundo, especialmente Ucrania. Se detectó que explota las vulnerabilidades de MS Office y SMBv1 y tiene capacidades de gusano, lo que le permite propagarse rápidamente a través de las redes infectadas.

Fireball es un malware chino que afectó a casi 250 millones de ordenadores en todo el mundo, con India entre los países más afectados. Este ataque cibernético fue diseñado para secuestrar navegadores y convertirlos en zombies. Es capaz de ejecutar cualquier código en máquinas infectadas, por lo que es capaz de realizar una amplia gama de acciones, entre ellas el robo de credenciales.

Skype: Los hackers no dejaron piedra sin remover. Se lanzaron ciberataques cuando un virus atacó la aplicación de mensajería instantánea 'Skype', explotando su vulnerabilidad de día cero. Este virus de Skype permite a los atacantes bloquear de forma remota la aplicación con un error de excepción inesperado, sobrescribir los registros de procesos activos y ejecutar código malicioso.

Delta Charlie, un malware de botnet utilizado por Hidden Cobra, ha afectado a miles de ordenadores en todo el mundo. Este ciberataque lanza ataques de denegación de servicio instalándose en equipos vulnerables debido a que no tienen instalados los parches necesarios.

Wannacry: El 12 de mayo de 2017 fue testigo del mayor ciberataque perpetrado en la historia de Internet. Un ransomware llamado WannaCry irrumpió en la red. Apuntó a los ordenadores  con sistema operativo Windows que no están actualizadas y puso de rodillas los sistemas informáticos de Rusia a China y los EE. UU.


No hay comentarios:

Publicar un comentario