martes, 17 de abril de 2018

20 detenidos por phising


Una investigación de dos años de duración de las Policías Nacional italiana y Nacional Rumana con el apoyo de Europol, su Grupo Mixto de Acción contra la Ciberdelincuencia (J-CAT) y Eurojust, acabó con la detención de un grupo de ciberdelincuentes que se habrían apoderado de un botín de alrededor de un millón de euros que habrían sustraído fraudulentamente a unos cien usuarios mediante el sistema de phising.

El phising es una técnica de ingeniería social utilizada por los delincuentes para obtener información confidencial como nombres de usuario, contraseñas y detalles de tarjetas de crédito haciéndose pasar por una comunicación confiable y legítima.

Un caso frecuente es aquel correo recibido simulando a una entidad bancaria que nos pide que actualicemos el usuario y contraseña por problemas de seguridad, en ese correo existe un enlace al que debemos ir, este nos lleva a una página similar a la del banco en cuestión y nos pide que introduzcamos nuestros datos de acceso, a partir de ahí es fácil imaginar lo que ocurrirá: el ciberdelincuente usará los datos que inocentemente le hemos servido en bandeja para vaciar nuestras cuentas.

En este caso el grupo de delincuencia organizada (OCG), compuesto esencialmente por ciudadanos italianos, utilizó correos electrónicos de phishing en los que se hacían pasar por las autoridades fiscales para obtener las credenciales bancarias en línea de sus víctimas.

La OCG, altamente organizada, prosiguió con su actividad delictiva utilizando aplicaciones de chat cifradas. Estableció su poder aplicando métodos intimidatorios  hacia sus afiliados y competidores, también es sospechosa de blanqueo de capitales, tráfico de drogas y de seres humanos, prostitución y participación en una organización delictiva, en fin unos bebés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario