viernes, 23 de marzo de 2018

Minar con una Smart tv


Dado que es necesaria una gran potencia de proceso para minar eficazmente moneda virtual, los delincuentes informáticos buscan recursos donde quiera que exista la posibilidad de hacerse con ellos, evidentemente de forma ilegal, encubierta y por tanto fraudulenta.
Como consecuencia de lo elevado de los costes para minar criptomoneda, los crackers se sirven de los dispositivos conectados que forman parte del llamado IoT o internet de las cosas, dispositivos tan sencillos como una tostadora, un termostato o incluso una webcam.

Usando un sistema como el de los ataques de denegación de servicio (DoS), que en el otoño de 2016 derribó Netflix, Spotify o Twitter utilizando la botnet Mirai que es un malware destinado a infectar los equipos conformantes del IoT, (el objetivo principal de este malware es la infección de routers y cámaras IP), los ciberdelincuentes van sumando dispositivos a su botnet para que sirvan como mineros si que su propietario, en principio, no se de cuenta.

Téngase en cuenta que para los delincuentes es muy fácil acceder a un buen número de dispositivos conectados ya que la mayoría viene con una contraseña de fábrica y cuando el usuario los compra no la cambia dejando su dispositivo al descubierto.

Evidentemente con un solo dispositivo solo se tiene una ínfima capacidad, pero si el cracker es capaz de sumar miles de ellos y ponerlos a su servicio la cosa cambia. En cuanto al descenso en el rendimiento de los aparatos incluidos en la botnet casi no se nota. Por ejemplo, una Smart televisión solo iría un poco menos fluida, el susto vendrá e forma de factura de electricidad que habrá aumentado notablemente por que dicha tv habrá necesitado un consumo superior al habitual. Lamentablemente es difícil evitar estos ataques a nuestros dispositivos conectados a internet. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario