viernes, 16 de febrero de 2018

Gafas con reconocimiento facial



Aún no ha llegado a España, pero ya está funcionando en algunas regiones de China, consiste en una micro cámara que es capaz de enviar una imagen del rostro de cada persona que aparece frente a ella, luego cruza la imagen con el banco de datos de la policía y así se puede identificar a aquellas personas que están en busca y captura de una forma sencilla y ágil.

 Una vez llegada la imagen el sistema busca coincidencias con la lista de sospechosos de haber cometido un crimen. Los resultados se conocen de forma prácticamente inmediata en un dispositivo móvil similar a una tableta.

Desde el 1 de febrero, los agentes han detenido con la ayuda de estas gafas a siete personas acusadas de delitos como tráfico de personas o de haberse dado a la fuga después de un atropello. El sistema no solamente busca a presuntos criminales, sino que permite verificar la identidad de todas las personas que escanea. De ahí que se hayan arrestado también a 26 pasajeros que viajaban con documentación falsa.

Efectivamente, China ha dado un fuerte impulso a las tecnologías para el avance de la inteligencia artificial, estas tecnologías darán una mayor eficacia a los sistemas de prevención en asuntos relacionados con la seguridad nacional.

Sin embargo no todo son flores en este campo, también encontramos algunos cardos, por ejemplo se teme que el sistema pueda ser usado no solo para detectar delincuentes sino que el gobierno chino pueda aprovecharse del sistema para detectar a disidentes políticos del régimen, y de ahí volvemos a la eterna discusión sobre seguridad o privacidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario