jueves, 2 de noviembre de 2017

El ransomware sigue causando estragos



¿Recuerdan que es un ransomware? Se trata de un programa malicioso que infecta sus ordenadores encriptando sus archivos y programas, es decir, los convierte en objetos no utilizables hasta que se paga un rescate, entonces el  delincuente que se lo ha enviado le proporciona los datos de una cuenta donde debe ingresar una determinada cantidad de bitcoins.

Parece ser que a pesar de las continuas noticias que aparecen de grandes empresas atacadas, estas siguen sin realizar las contrataciones de seguridad que podrían en gran medida evitar estos ataques o paliar sus efectos, sin tener en cuenta que el coste que supone sufrir un ataque es desproporcionado en comparación con el que tiene la inversión en ciberseguridad.

Es más, cada vez nos encontramos con más frecuencia que estos ataques se realizan a pequeñas y medianas empresas de todo tipo.

Esta vez le ha tocado al gigante del transporte marítimo Maersk, que terminó generando pérdidas por US$ 15 millones en una compañía argentina, tras el ataque del conocido “NotPetya”. Este es el monto preliminar que aduce la citrícola San Miguel, aunque actualmente se encuentra cuantificando de los daños.

Debido al supuesto ataque cibernético y la caída de los sistemas informáticos de Maersk, que afectaron su normal desarrollo operativo y comercial durante la campaña 2017, se ocasionaron daños considerables de distinta índole, incluyendo pérdidas de mercadería y cancelaciones de ventas, además de una pérdida importante de su reputación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario