lunes, 6 de marzo de 2017

Robarte los datos nunca ha sido tan fácil

Gente

     Caminas por la calle tranquilamente haciendo tu rutina diaria. En una mano llevas el café y en la otra el teléfono móvil. Te cruzas a diario con cientos, quizá miles de personas. Los datos de tu teléfono acaban de ser robados. ¿Cómo es posible?


Muy fácil. Cualquier individuo con un mínimo de conocimientos puede adquirir a través de Internet lo que se conoce, en inglés, como EvilAP ó Evil Access Point. Traducido al castellano sería un Punto de Acceso Malvado. Y os preguntaréis, ¿qué es un punto de acceso?

Un punto de acceso es lo que se conocería como un dispositivo al que te puedes conectar para recibir acceso a Internet de forma inalámbrica. ¿Por qué malvado?

Mucha gente lleva activado en su dispositivo móvil la posibilidad de conectarse a redes WiFi gratuitas y abiertas de forma automática o directamente se conectan a ellas pensando que es un servicio ofrecido por la propietaria del recinto donde nos encontramos, pero no siempre es así y alguien con no muy buenas intenciones puede estar detrás de ello.

Esta persona con malas intenciones podría tener un dispositivo emitiendo una señal abierta WiFi desde una pequeña mochila, para que en el momento en que te conectes a esa red dejes al descubierto toda la información de tu dispositivo: tus fotos, mensajes, contactos, etc.

Si quieres prevenir este tipo de robo, desde Intec os recomendamos unas sencillas pautas:

  • Desactiva el WiFi cuando no lo uses. Ahorrarás batería y sustos.
  • No seas confiado. Conéctate sólo a redes inalámbricas en las que estés completamente seguro de su legitimidad.
  • Cuidado con las redes públicas, nunca sabes quién puede estar conectado a tu misma red y qué intenciones tiene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario